Aceite de Coco: Propiedades, Beneficios y Usos

El aceite de coco es uno de los productos naturales más populares en el mundo de la cosmetología. Se obtiene mediante el prensado de la pulpa del coco y es rico en proteínas, ácido láurico así como de otras sustancias antioxidantes, minerales y vitaminas.

Debido a los múltiples beneficios que aporta, esta sustancia grasa de origen vegetal puede usarse en su forma natural o puede formar parte de la fórmula de bálsamos labiales, cremas hidratantes, desmaquillantes, pero especialmente, entre otros productos de belleza, en los tratamientos para el cabello.

Aceite de Coco y la Salud Capilar

El aceite de coco aporta los más variados nutrientes al cabello, los cuales permiten mantenerlo profundamente hidratado y además crean una barra protectora que minimiza los daños ocurridos a causa de la aplicación de tratamientos capilares abundantes en químicos, los cambios térmicos, climáticos y hasta de los rayos ultravioleta.

Gracias a que es rico en Vitamina E, el aceite de coco repara y revitaliza cada hebra capilar desde su interior y esto, a su vez, le aporta mayor manejabilidad al cabello y belleza a cualquier melena.

Es así que al nutrir y proteger la fibra capilar, aceite tan emoliente, ayuda a fortalecer el cabello pero también al cuero cabelludo.

Beneficios del Aceite de Coco en el Cuidado Capilar

Los beneficios que aporta son muchos, indiscutiblemente la hidratación es uno de ellos, aunado a esto, impulsa su rápido y saludable crecimiento al evitar que se rompa con facilidad y su caída; asimismo, su uso constante permite suavizar la onda natural del cabello y controlar el frizz.

Además de todos los beneficios que aporta al cuidado del cabello, el aceite de coco también es un buen aliado a la hora de combatir la descamación, la irritación y la comezón causadas por la caspa en el cuero cabelludo.

 Uso en Tratamientos Naturales

Existen muchos productos para el cabello fabricados a base de esta sustancia. Sin embargo, también puede usarse en su estado natural para atacar diferentes problemas relacionados con el cuidado capilar.

Entre los tratamientos naturales más comunes destacan:

Acondicionador

Para hidratar, solo se debe aplicar el aceite de coco, en la cantidad adecuada para que cubra tanto el cuero cabelludo como todo el cabello, luego se debe frotar con delicadeza por unos minutos, cubrir la cabeza con un gorro de baño y esperar por una hora a que su acción acondicionadora haga efecto.

Pasado este tiempo, se debe lavar el cabello con abundante agua y al secar, peinar suavemente  hasta desenredar por completo.

Tratamiento anti-caspa

Para luchar contra la resequedad capilar basta con preparar una mezcla de dos cucharadas de aceite de coco, algunos recomiendan también mezclar con cinco gotas de aceite esencial de árbol de té.

Al obtener una mezcla homogénea, se aplica a lo largo del cuero cabelludo y se masajea en forma circular por algunos minutos. Luego de esto, cubrir la cabeza y dejar que el tratamiento repose por media hora. Finalmente, se enjuaga con abundante agua y se repite el procedimiento una vez por semana.

Control de frizz

Este tratamiento es muy sencillo y se recomienda aplicarse después de lavar el cabello, cuando aún permanece húmedo. Lo único que se debe hacer es tomar algunas gotas de este producto entre las palmas de tus manos, frotarlas y extender el líquido desde la mitad del cabello hasta las puntas.