Aceite de Oliva: Propiedades, Beneficios y Usos

Además de aportar beneficios medicinales a la salud y ventajas culinarias y nutricionales al mundo gastronómico, el aceite de oliva es una de las sustancias naturales más beneficiosas a la hora de cuidar del cabello, sin mencionar que además es bastante económico en comparación a otros productos capilares.

Por una parte, consumir aceite de oliva de forma cotidiana en la alimentación es beneficioso para el cabello; esto se debe a que sus folículos, también conocidos como sus partes vivas, se alimentan de los nutrientes de todo lo que el ser humano ingiere. En tal sentido, quienes quieran mantener un cabello brillante, deberían sustituir el aceite ordinario de cocina y comenzar a consumir con más frecuencia el de oliva.

No obstante, el uso tópico de este líquido también puede aportar increíbles beneficios a la hora de cuidar el cabello.

Aceite de Oliva y la Salud Capilar

La aplicación tópica de esta sustancia grasa es una de las mejores formas de disfrutar de los beneficios inherentes a su composición nutricional.

Rico en Vitamina E, polifenoles y en otras sustancias con facultades antioxidantes, este aceite fruto del olivo es considerado como la mejor opción a la hora de prevenir e, incluso, restaurar los daños causados por la incidencia de los rayos ultravioleta en cualquier cabellera.

Sucede lo mismo con cambios térmicos agresivos a los que diariamente es sometido el cabello, sobre todo a la hora de arreglarlo.

Además de mantenerlo brillante, sedoso y protegido, el aceite de oliva estimula el cabello desde su nacimiento, evitando reducir su grosor y permitiendo que este crezca fuerte y saludable.

Como la mayoría de las sustancias grasas, este producto permite nutrir e hidratar a profundidad tu cabellera desde la estimulación de los folículos pilosos; en especial, aquellos de los que brotan cabellos sin vida.

Así mismo, el hecho de que evite la evaporación del agua es otro factor que influye en su cualidad hidratante, pues, con ello mantiene la humedad en el cuerpo interno de las hebras.

Beneficios del Aceite de Oliva

Entre estas ventajas destacan:

  • Protección.
  • Rejuvenecimiento.
  • Hidratación.

Uso del Aceite de Oliva en el Cabello

En primer lugar, es importante señalar que el aceite de oliva extra virgen es la mejor opción para realizar un tratamiento hidratante, debido a que es el más puro de todos.

Por otro lado, también es bueno aclarar que el modo de uso de esta sustancia varía según las características de cada tipo de cabello.

Cabello seco

El cabello seco suele ser frágil y quebradizo, por lo que se recomienda aplicar un tratamiento nocturno una vez a la semana. Para ello es importante humedecer bien todo el cabello con esta sustancia, tapar la cabeza con un gorro de baño o con una toalla y dejar actuar por, al menos 2 horas. Luego de esto, lavar el cabello con champú y aplicar alguna mascarilla en crema durante la ducha.

Cabello graso

Aunque puede sonar un poco contradictorio, para las personas que tienen cabello grasoso, el aceite de oliva es el mejor aliado. Esto se debe a que este tipo de cabello requiere ser lavado constantemente, lo cual debilita su cuerpo; por ello, se sugiere realizar el mismo tratamiento que se aplica en cabello seco, pero cada quince días.